9/4/08

Fue eso.

Y fue un instante,
un segundo,
un latido,
un pestañeo
y nada volvió a ser como antes.

Fue curioso,

un resorte,
un aleteo,
un escalofrío,
un impulso que lo cambio todo otra vez.

3 comentarios:

Adolfo Llopis dijo...

Y la vida es cambio.

- SiL - dijo...

Y por eso mola tanto, y Parménides me cayó tan bien.

Y lo digo entendiendo molar de un modo que aún no he decidido pero que dudo que pueda ligar con la definición de la que hablamos el otro día.

Tygogal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.