22/5/08

No se

“No se si quiero llorar o reírme a carcajadas, no se si prefiero estar sola o acompañada, no se si me apetece gritar o dormir la siesta, no se si estaré mejor aquí o en la calle, no se si lo quiero o lo detesto. No se nada y se muchas cosas. Nunca hasta ahora la contradicción había estado tan presente en mi vida. No se si soy yo o alguien completamente diferente. No se cual de todos mis yos es mi yo verdadero, si mi yo melancólico, mi yo esperanzado, mi yo estúpido, mi yo motivado, mi yo positivo, mi yo trabajador, mi yo desorientado, mi yo misterioso, mi yo creativo, mi yo enamoradizo, mi yo pasota, mi yo independiente… ni siquiera se si soy alguno de ellos, si realmente quiero averiguarlo o si prefiero seguir con la duda. Al final el Caballero de la Armadura Oxidada ha hecho mella en mí. Necesitaré una ardilla y una paloma para atravesar los tres castillos del Camino de la Verdad y luchar contra el dragón del Miedo y la Duda.”


Escribí eso en Enero de este año, cuando mis esquemas se desmontaban a la velocidad de la luz y en la ciudad de los callejones construían plazas y parques. Lo hago público hoy por un motivo muy sencillo: me apetece.


1 comentario:

Adolfo Llopis dijo...

Y ese es el mejor motivo por el que se puede hacer cualquier cosa ;)